Barbaros














Vueltas y más vueltas para un trabajo bárbaro.


En muy pocas ocasiones nadie me ha señalado, casi empitonándome, con tanta simpatía ni persistencia.

Curiosa profesión esta, la de sastre a medida.

Alfil.

Bel Luna, 2007





7 comentarios:

Sir Lancelot dijo...

Qué se puede decir?? Mejor callar, contemplar...y aplaudir en silencio.

Gracias

Dantonmaltés dijo...

El misterioso sacramento de la piel: la última capa que nos despide antes de abandonarnos al inhóspito espacio exterior. Pero también es superficie de bienvenida, donde la el mundo se hace real a través del tacto. En el caso de tu modelo, la piel más bien es una larga playa que se va hundiendo en el mar: es difícil de saber dónde termina cuando sobre la piel se dibujan tatuajes y piercings y por encima de ellos se enredan las cuerdas que son la materialización de la voluntad del amo. En este caso quizá unida a vocación de alfarero que talla una vasija de carne recubierta de piel decorada. Tatuajes, piercings, cuerdas: son los sueños de los humanos descansando en esa playa: la colisión entre Naturaleza y artificio: el lugar donde todo acaba, donde todo puede empezar.

Alfil_barcelona dijo...

Parecería, estimado Dantonmaltés, que equivocaste tu profesión, naciste poeta.

Y tú, Sir Lancelot, no calles y sigue con tu interesante web.

Gracias a ambos por los comentarios.

Alfil.

unterwürfig dijo...

Bonitas fotos y Preciosa Barbara! :) Por cierto, el local este donde se hace la fiesta el BDSM el día 25... ¿por donde para? :P Besos! :D

Alfil_barcelona dijo...

Bienvenida unterwürfig, aprovecho tu comentario para hacer referencia al calendario donde, poco a poco intento exponer todos los eventos relacionados con el BDSM y el Fetish que me parecen destacables, puedes encontrarlo en los enlaces de este mismo Blog.

FRONK dijo...

Aparte de ser sastre a medida, tambien disfrutas de unas estupendas vistas, y tactos sedosos, y diferentes tipos de pieles....digamos que eres sastre de alta peleteria.

Saludos.

Anónimo dijo...

Aprendi mucho